Qué es la Fundación

La Fundación para la Difusión del Conocimiento y el Derecho Aduanero es una entidad jurídico-privada de ámbito internacional, sin fin de lucro, reconocida en este sentido por el Estado, así como el interés general de sus fines.

Inscrita en el Ministerio de Educación, la Fundación se crea en abril de 2010 con el objetivo de desarrollar y promover la formación, la educación y la investigación en el campo del comercio internacional y el derecho aduanero, la difusión y desarrollo de buenas prácticas aduaneras y la creación de programas de estudios superiores vinculados al derecho aduanero y al comercio internacional.

La Aduana en la historia

Desde que las Ciudades-Estado sumerias dejaron de ser autosuficientes (2.500 a.C.) comenzaron los intercambios de productos entre ellas y, más tarde, a importar y exportar sus bienes sobrantes o aquellos en los que estaban especializados. Nacen las oficinas encargadas de controlar este comercio y de hacer pagar, primero en especie, después en metálico (bronce, plata, oro, etc.) los «derechos» o impuestos.

Sumeria, Asiria, Grecia, utilizaron ya estos tributos como medio de procurar ingresos al tesoro real. Troya, en lo que es actualmente Turquía, se significó en este aspecto como guardián del Helesponto en el comercio entre el Egeo y el Ponto Euxino.

De la importancia del tributo aduanero nos da una idea Aristóteles al decir que los ingresos ordinarios de los Estados griegos se limitaban a los patrimoniales, sobre el consumo y los aduaneros, añadiendo que, especialmente de estos últimos, sobre las importaciones, obtenía el Estado ateniense sus mayores ingresos.

En Roma, el «portorium» se remonta al año 580 a.C., e, incluso, asegura Momsem, nace el impuesto aduanero de dicho nombre en la construcción del puerto de Ostia por el rey Anco Marcio.

Durante muchos años existieron varias líneas de aduanas dentro de los Estados. En España fueron suprimidas, en parte, por los Reyes Católicos y, definitivamente, por Felipe V.

La Aduana hoy

Hoy, 4.500 años después, de que las Ciudades-Estado sumerias establecerían las primeras recaudaciones en el intercambio de mercancías, las Aduanas siguen siendo un elemento fundamental de los Estados. Su permanente actualización es la mayor garantía de su necesidad y siempre, mientras existan Estados soberanos, serán imprescindibles los órganos encargados de ejecutar las políticas fiscal y económica referentes al comercio internacional, es decir, las ADUANAS.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0

Tu carrito